¿Qué ganamos?
La gestión de los residuos es uno de los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad. Cada día y como consecuencia de nuestro modo de vida y de nuestras pautas de consumo, generamos mayor cantidad de residuos a los que hay que dar solución.
Si analizamos nuestra bolsa de basura, nos daremos cuenta de que aproximadamente el 40% de lo que generamos es materia orgánica, que se puede reciclar para obtener compost.
El compostaje constituye para los municipios una acción de prevención de residuos de gran valor ambiental, ya que permite gestionar la materia orgánica en origen, reduciendo así la cantidad de residuos que deben recogerse, transportarse y gestionarse en instalaciones de tratamiento.
Teniendo en cuenta que Tolosaldea cuenta con numerosos municipios con menos de 1.000 habitantes de tipología rural, es posible hacer una apuesta por la gestión de la orgánica a través del compostaje doméstico y/o comunitario, como vía única de gestión. Así se reduce de manera significativa la cantidad de residuos que van a parar al vertedero y se cierra el ciclo de la materia orgánica en el mismo punto de generación.
Esquema de la composición de nuestra bolsa de basura.
Residuos no compostables
orgánica
(compostable)